El graffiti, una forma de arte 

Proviene de la reivindicación del espacio público por parte de la sociedad y fruto de la imparable necesidad creativa del ser humano.

El graffiti dio paso a un gran movimiento social que fuimos capaces de percibir y entender y adaptarnos a él ofreciendo los productos que necesitaba: un spray asequible y ajustado a sus requisitos. Hoy, el graffiti, ya es una forma de arte consolidada e integrada en nuestras ciudades. 

 

▁▁▁▁

Nuestra función en este medio es la de posibilitar una herramienta en el preciso momento; entender en vez de ignorar, empoderar en vez de censurar, potenciar contra debilitar, liberar frente a reprimir. Así es como hemos conseguido convertirnos en una referencia del sector.

▁▁▁▁

 


Muestra de este éxito lo podemos ver en la gran aceptación de nuestros productos a escala mundial, la popularidad de nuestras marcas entre los consumidores y el increíble éxito que tienen en las redes sociales.

Podemos decir que no nos dedicamos simplemente al mercado generado por el graffiti, también nos sentimos parte de este movimiento y tenemos una gran pasión por él.